2 comentarios

  1. Críptico. Pero bello.

  2. Ciertamente, admirado Alberto, salió críptico. "Dios y mi canto saben a quien nombro tanto", que dice la canción.Este humilde haiku simboliza una quiebra interior muy determinante. Ojalá me resulte catártico.

Deja un comentario