2 comentarios

  1. Me alegro de que hayas vuelto de tu retiro, deleitándonos con tus haikus y poemas. Te leo siempre, señor poeta.
    Un abrazo.

  2. Permanezco de retiro, amigo Alberto, aunque me dejo ver de vez en cuando, mayormente para que haya constancia de que uno sigue aquí, al pie del cañón.
    Celebro que leas mis veleidades poéticas. Es un enorme elogio, que se agradece en el alma.
    Un abrazo.

Deja un comentario