4 comentarios

  1. Pues nada, habrá que seguirte en este nuevo alejamiento.
    ¡Mira que me complicas la vida!

    Tu haiku me ha recordado estos versos de Milton:
    “ Desperté,
    ella se deshizo,
    y el día devolvió mi noche”.

    Salud, poeta.

    1. *Alejamiento no, alojamiento quería decir.
      Por cierto, el torpe que escribe es AGC, no sé por qué ahora mis comentarios figuran como de “Anónimo”.

      1. A ti te sale como anónimo y a mí no me avisa de que hay un nuevo comentario, ahora lo he visto de casualidad porque aparece en el widget de la izquierda. Habrá que ir afinando cositas técnicas. Por cierto, no sé si conoces Gravatar, es una herramienta muy interesante para homogeneizar todos tus comentarios en cualquier página. A mí me gusta y me ha parecido conveniente invertir algunos minutos para activarla.

    2. Pues vaya complicación, don Alberto. Un click más o menos… Pero este “alejamiento” es el definitivo, este es mi sitio ya para siempre.

      Cuánto me alegra que mi humilde haiku te haya evocado al gran Milton.

      Muchas gracias por leerme. Salud, compañero.

Deja un comentario