Frialdad

fb_img_1476567293627

En aquel día nefasto
se desvaneció el velo
que me tenía obnubilado.
Aquella ribera afable,
tanto tiempo anhelada,
me mostró su rostro frío,
ese impasible gesto
de la diva a quien le sobras:
la atroz señal del desafecto.
Fasto o nefasto, dulce o amargo,
anverso y reverso
de la misma quimera.

José Urbano © 2016

Deja un comentario