8 comentarios

  1. Un soneto intemporal lleno de delicadeza, y maravillosamente compuesto. Me recuerda a Juan Ramón Jiménez. Gracias, poeta. Lucinda.

  2. Precioso diálogo mente-sentimiento, coco-corazón, con abundantes recursos estilísticos finísimos… Me encanta. Brigitte.

  3. Límpido soneto, de metro y tema antiguos, pero de rabiosa actualidad. ¿Dejarán de pelearse algún día el corazón y el coco? Yo creo que no, mientras exista el revoloteo de las mariposas y un loco o una loca que le dé cuartelillo. Gracias, poeta. Tu fan número 1. Anteh muerta que sensssilla.

  4. Precioso soneto!

  5. Perdón por la demora, no había advertido tu mensaje. Muchísimas gracias por tu comentario tan elogioso. Es un honor para mí que percibas ese aire de Juan Ramón Jiménez en mis versos. Lo considero un maestro, una figura fundamental en la poética española. Curiosamente, a veces me han dicho que mi aspecto físico es muy parecido al de él. Jeje, no sé, pero me halaga la referencia. Muchas gracias de nuevo. Un abrazo, Lucinda.

  6. Hola Brigitte. Antes que nada, te pido disculpas por la demora en contestar, es que no había visto tu mensaje. Muchísimas gracias por tus palabras y celebro que te gustara. Un beso. José.

  7. Jajaja, anteh muerta que sensilla 🙂 Hola Beatriz. Por favor, disculpa que haya pasado tanto tiempo antes de contestar, es que no había visto tu mensaje. ¡Qué vergüenza siento. Tú te declaras mi fan número 1 y yo ni contesto! Lo siento mucho, de verdad. A partir de ahora prometo estar atento al blog, que por cierto será mi principal canal de expresión y de comunicación con los lectores.

    Ay el revoloteo de las mariposas…!
    Muchísimas gracias y un abrazo, querida amiga.

  8. Muchas gracias. Un abrazo 🙂

Deja un comentario