Lenguajes

fb_img_1473108974340

Despreciable ese lenguaje político
estéril, urdido para embaucar
al incauto, inepto para enjuiciar,
despojado ya del sentido crítico.

Conjurado con el argot mediático,
lubricado para lisonjear,
aleccionado para falsear,
muestra un mundo falaz, yerto y dogmático.

Sublime ese lenguaje de los mares,
las náyades, el aire y la caricia,
de la libélula y los ruiseñores, 

que apela a la belleza y la justicia.
Oh Poesía, amparo de sinsabores,
redime a mis ojos de esta inmundicia.
José Urbano © 2015

Deja un comentario