Nostalgia

Cuando recuerdo tus ojos
añoro aquellos días, 
lúcidos, vivos de poesía.
Cuando recuerdo tus manos, 
largas y gráciles,
la sangre bullente me trepa
de los pies a la garganta
en catalana danza,
andaluza y mora.
Cuando recuerdo tu talle,
fino y sinuoso,
enhiesta palmera
de tez melada
que abraza la brisa almizclada
por las vides aledañas,
se me agolpa en el costado
esta pena de once siglos,
el mudo clamor de lo olvidado.
José Urbano © 2016

3 comentarios

  1. Precioso poema! Me encanta la melancolía poética

  2. Muchas gracias. Confieso que soy un ser puramente melancólico. Quizá por eso me metí a poeta, para poder llevarlo con dignidad. Un abrazo, amigo/a.

  3. Muchas gracias. Confieso que soy un ser puramente melancólico. Quizá por eso me metí a poeta, para poder llevarlo con dignidad. Un abrazo, amigo/a.

Deja un comentario